Vayamos las personas “vacunadas” y no “vacunadas” juntas el sábado 18 a Donostia para frenar esta situación

Un objetivo noble nos une a quienes estamos aquí: Ni un paso atrás ante la violación de nuestros derechos humanos universales. Estos derechos fundamentales los tenemos por el simple hecho de ser seres humanos.

Están intentando convertir estos derechos en “privilegios”, tratando de chantajearnos para que no podamos seguir realizando nuestras actividades cotidianas si rechazamos estas inoculaciones.

Nos están mintiendo. Nos dijeron que con el medicamento génico que llaman vacuna todo se arreglaría. Que con 2 dosis todo volvería a la normalidad. Ahora nos dicen que tenemos que seguir con las mascarillas, que tenemos que seguir pinchándonos cada 6 meses, luego han empezado a decir que cada tres. ¿Luego que nos dirán? ¿Que cada mes?

Nos están mintiendo. Nos dijeron que con este medicamento en el caso enfermar de covid sería muy leve pero no es así porque la gente que les creyó de buena fe sigue yendo a las UCIS y falleciendo. El año pasado, sin vacuna, tuvimos en estas fechas menos positivos, menos ingresados en UCIs y menos fallecimientos. ¿Para qué ha servido todo esto? ¿Para que las farmacéuticas se hayan hecho multimillonarias? ¿Para que se hayan recogido ya 50.000 muertos por las inoculaciones en Europa y EEUU según datos oficiales de la agencias de medicamento?

POR ESO ESTAMOS HOY AQUÍ, PARA DENUNCIAR QUE EL PASAPORTE COVID:

OCULTA EL FRACASO DE LAS INOCULACIONES

– Con todas la variantes (Delta, Omicron…) ya no son eficaces

– Un 75% aproximadamente de las personas de las UCIs están inoculadas (según datos de Extremadura, Austria y otros países; en Euskal Herria están ocultando los datos).

– Las personas inoculadas contagian igual o más que las no inoculadas según numerosos estudios publicados en revistas de prestigio.

ES INCONSTITUCIONAL Y VIOLA NUMEROSAS LEYES Y TRATADOS INTERNACIONALES

– Restringe enormemente los derechos fundamentales

– Es discriminatorio

– Pretenden que sea el punto de partida para el control total de la sociedad a corto plazo (quieren que los que se comporten «mal» pierdan todos sus derechos hasta el punto de no poder sacar dinero de su cuenta).

SIGUE PERJUDICANDO A LA HOSTELERÍA, CULTURA, AUTÓNOMOS Y PEQUEÑAS EMPRESAS

– En el último año y medio han cerrado 450 bares, 1.400 comercios, cientos de pequeñas empresas y miles de autónomos. Con el pasaporte estarán peor.

– ¿Por qué no comienzan el pase con los clientes de Amazon, cuando hay la misma posibilidad de contagio al coger el paquete que en un bar?

Se han atrevido a regular que con un solo positivo en 14 días podrían cerrar un municipio de 10.000 personas. ¿Cómo vamos a estar callados y calladas ante tamaño atropello?

Estamos en la calle con intención de resistir porque tenemos el futuro en nuestros

corazones. Por defender a la juventud, a la infancia (a las generaciones futuras), en definitiva, por defender nuestro bien más preciado: la vida digna.

Queremos responder con valor el legado de riqueza material y espiritual de nuestros antepasados. Trabajaron duro con el fin de levantar una sociedad del bienestar y de la igualdad de derechos y libertades. Sin fracturas artificiales que nos segreguen y enemisten.

No al pase de la vergüenza.

No a la nueva dictadura “sanitaria” del control y la segregación.

Si a la vida.

Si a la convivencia.

Si a los derechos fundamentales.

Contenido relacionado

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad